Salario mínimo interprofesional

Es la retribución mínima que con tal carácter señala el Gobierno anualmente conforme al Estatuto de los Trabajadores. Se aplica para todas las actividades sin distinción de sexo ni edad de los trabajadores. Incrementado con el prorrateo de las percepciones de vencimiento superior al mensual constituye la base mínima de cotización a la Seguridad Social.

El Salario mínimo interprofesional (SMI) fija la cuantía retributiva mínima que percibirá el trabajador referida a la jornada legal de trabajo, sin distinción de sexo u edad de los trabajadores sean fijos, eventuales o temporales.

El valor que toma el SMI se fija cada año por el Gobierno referido a 14 pagas previa consulta con las organizaciones sindicales y asociaciones empresariales más representativas. Para la determinación del mismo se tienen en cuenta factores como el IPC, la productividad media nacional alcanzada, el incremento de la participación del trabajo en la renta nacional o la coyuntura económica anual.

El salario mínimo interprofesional (SMI) para 2014 ha quedado fijado en 645,30€/mensuales, lo que supone 21,51€ diarios y en cómputo anual en ningún caso inferior a 9.034,20€.

En el SMI se computa únicamente la retribución en dinero, sin que el salario en especie pueda, en ningún caso dar lugar a la minoración de la cuantía íntegra en dinero de aquél. Este salario se entiende referido a la jornada legal de trabajo en cada actividad sin incluir en el caso del salario diario de la parte proporcional de los domingos y festivos. Si se realizase jornada inferior se percibiría prorrata.